¡Oferta!

OXÍMETRO DIGITAL DE PULSO CON ALARMA BLANCO

$499

Disponibilidad: 2 disponibles

Categoría:

Un oxímetro de pulso es un aparato que mide la saturación de oxígeno de la sangre de forma indirecta sin necesidad de obtener una muestra de sangre. Este aparato, tan utilizado entre los médicos, puede ser usado de forma particular por cualquier persona ya que su funcionamiento es muy sencillo.

Los oxímetros de uso doméstico son pequeños y funcionan con baterías. Monitorear el nivel de oxígeno en la sangre puede ahorrar tiempo de visitas al doctor y son un ayuda importante para mantener una vida activa en aquellas personas que padecen una enfermedad respiratoria. Es muy recomendable su uso para personas que sufren de un mal respiratorio crónico o la apnea del sueño.

El aparato se pone en el dedo, que es una de las partes del cuerpo, junto con el lóbulo de la oreja, donde existe más microcirculación. De esta forma, al pasar la luz polarizada por el dedo se pueden medir los glóbulos rojos que van circulando por el organismo e interpretar cuánta hemoglobina está circulando por él y calcular, así, la saturación de oxígeno en la sangre del paciente.

Lo primero que debes hacer es seguir las instrucciones de cómo colocar bien el oxímetro. La mayoría de los oxímetros son para el dedo, así que con ellos no debe haber tanto problema o confusión al ser colocados.

Después observa la pantalla. Te debe mostrar dos números: uno con la etiqueta “PR” y otra con la etiqueta “SpO2”. La primera etiqueta la “PR” representa la frecuencia del pulso y te dice cuántas veces tu corazón late por minuto. Y la segunda etiqueta, la “SpO2”, es una abreviatura que significa la saturación de oxígeno por pulsioximetría.

Una vez que aparezcan los números en la pantalla, anótalos en donde llevarás tu registro (lo más recomendable es hacerlo en una libreta). Además, debes anotar la fecha y hora en que se hizo la lectura.

Las lecturas normales de un saturómetro deberían oscilar normalmente entre el 95 y el 100 por ciento. Los valores por debajo del 90 por ciento se consideran bajos (hipoxemia) e indican la necesidad de oxígeno suplementario. Sus síntomas incluyen dificultad respiratoria severa, aumento de la frecuencia cardíaca y dolor torácico.

La mayoría de las personas necesita un nivel mínimo de saturación de oxígeno del 89% para que sus células se mantengan saludables. Se considera que tener niveles más bajos de saturación de oxígeno en la sangre durante un período de tiempo corto no causa daños. Sin embargo, si esto ocurre con frecuencia, puede dañar o provocar un esfuerzo excesivo a las células del organismo.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “OXÍMETRO DIGITAL DE PULSO CON ALARMA BLANCO”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *